Español | English
5 de febrero de 2023

GTCdigital

Noticias

Ver lista completa de noticias

Los bailes de un espejo

05/09/2003

El Espejo secundario del Gran Telescopio CANARIAS (GTC) tiene un ritmo envidiable. No sólo recoge la luz del espejo primario para reenviarla directamente hacia el foco Cassegrain o hacia el espejo terciario (que la rebota a los focos Nasmyth y Cassegrain acodados).

También “baila” según el compás que se le indique. Lo hace para recoger correctamente la luz que llega rebotada desde el espejo primario, para corregir perturbaciones rápidas y, además, para proporcionar a los instrumentos una técnica denominada basculación automática.

¡ACCIÓN!

El conjunto del espejo secundario está compuesto por el hexápodo, el sistema de basculación o “chopper” y el propio espejo secundario.

La función del hexápodo es, además de unir el conjunto al telescopio, alinear al espejo secundario con respecto del espejo primario, compensando las flexiones de la estructura del telescopio y la dilatación térmica.

Para ello dispone de 6 patas que, al alargarse o acortarse, le proporcionan 6 grados de movimiento, es decir, puede moverse en cualquier orientación. Estos se denominan movimientos de accionamiento lentos.

Por otro lado, el sistema de basculación realiza movimientos rápidos. Con dos grados de libertad, estos accionamientos deben permitir el control de la posición del espejo con el objeto de corregir vibraciones provocadas por ráfagas de viento y turbulencias atmosféricas producidas por las variaciones locales de temperatura. Puede moverse a una velocidad de 5 hz, es decir, puede realizar 5 oscilaciones por segundo. Asimismo, cuenta con un sistema para compensar la inercia provocada al moverse y no transmitir esas fuerzas al hexápodo ni al resto del telescopio.

Finalmente, el sistema de basculación también ofrece la posibilidad de hacer medidas diferenciales en el rango del infrarrojo térmico. Ésta técnica, que también se denomina basculación, (“chopping” en inglés) precisa que el espejo secundario haga cambios rápidos en el apuntado, tomando dos imágenes distintas, una del objeto observando y otra del fondo oscuro. Contrastando estas dos imágenes logramos eliminar la luz difusa del fondo del objeto y dar al instrumento un material de mejor calidad para la observación.

Ambos componentes, hexápodo y basculador, han sido fabricados por la empresa barcelonesa NTE y diseñados por el centro suizo CSEM.

Natalia R. Zelman

Ver lista completa de noticias