Español | English
23 de abril de 2017

GTCdigital

Noticias

Ver lista completa de noticias

¿Qué hay bajo un espejo?

07/04/2005

Los segmentos del espejo primario del Gran Telescopio CANARIAS (GTC) tienen que hacer movimientos muy precisos para actuar como una sola superficie. Uno de los agentes que “entra en juego” es el conjunto formado por el soporte de los segmentos y las subceldas, ubicadas sobre la gigantesca celda para hacer de interfase con la estructura del telescopio.

Tras finalizar el montaje de la estructura mecánica del GTC, han comenzado los trabajos de ajuste de estas piezas. Un entramado cuya finalidad es verlo todo en su sitio.

Ya hemos comentado en algunas ocasiones que la posición en la que deben colocarse los segmentos del espejo primario tiene que ser controlada de forma muy precisa para que todos ellos trabajen como una única superficie óptica.

En la dirección perpendicular a cada segmento debemos conseguir una gran precisión, lo cual se logra gracias a unos sensores que miden la posición relativa entre los segmentos. Posteriormente, de forma continua, los posicionadores y actuadores corrigen la posición del segmento.

En la dirección paralela a los segmentos, la precisión de posición es menos severa, dado que la curvatura de los segmentos es pequeña. Aun así, los segmentos deben estar en su posición con una tolerancia de 0,25mm.

La estructura que soporta el espejo primario no puede fabricarse directamente con esta precisión dimensional. Por este motivo, sobre esta estructura se fijan unas subestructuras, las “subceldas”: una para cada segmento, instaladas bajo un estricto y exhaustivo control metrológico que permite alcanzar la precisión necesaria.

Estas subceldas soportan todo el conjunto del segmento: el espejo propiamente dicho, su sistema de soporte y los posicionadores, en total, aproximadamente 540 kg.

Las subceldas permiten instalar también un dispositivo de elevación que, al igual que el gato utilizado en los cambios de ruedas para los vehículos, eleva un espejo sobre el nivel de los adyacentes haciendo que se pueda sujetar con una grúa para tareas de montaje y desmontaje.

Todo el sistema de soporte del segmento, incluyendo las subceldas, ha sido realizado por empresas españolas: fue contratado con CESA, que a su vez subcontrató el soporte y las subceldas a la empresa RAMEM, la cual se ocupó de su fabricación bajo diseño de LIDAX.

Natalia R. Zelman

Ver lista completa de noticias