Español | English
29 de septiembre de 2022

GTCdigital

Noticias

Ver lista completa de noticias

¿Qué es ESO?

10/03/2006

España ha entrado a formar parte del ESO, el Observatorio Europeo Austral (European Southern Obervatory en inglés), con todas las ventajas que conlleva ingresar en este grupo de reconocido prestigio internacional. El Gran Telescopio CANARIAS (GTC) y los Observatorios del IAC han desempeñado un importante papel en este acuerdo.

Imágenes

Click para ampliar imagen
Click para ampliar imagen
Click para ampliar imagen
Click para ampliar imagen

Según palabras de José Miguel Rodríguez Espinosa, director científico del GTC y actual Presidente de la Sociedad Española de Astronomía (SEA), Canarias, y en concreto el Observatorio del Roque de los Muchachos, en La Palma, han jugado un papel muy importante en este acuerdo: "Estimo que es un buen momento para entrar porque ahora contamos con el valor añadido del GTC, que antes no teníamos, con lo cual, ahora nos ven como una comunidad potente, de la que ellos también pueden aprender, mientras que anteriormente nos encontrábamos en una situación menos ventajosa".

Según Rodríguez Espinosa, "hay que tener en cuenta que nosotros no podemos observar desde Canarias el Hemisferio Sur, diferente al del Norte por motivos obvios. Se trata, pues, de un complemento interesante de lo que podemos desarrollar desde las Islas”.

El ESO se fundó en 1962 y cuenta con 11 países miembros: Alemania (donde se encuentra la sede oficial) Francia, Reino Unido, Italia, Bélgica, Dinamarca, Finlandia, Países Bajos, Portugal, Suecia y Suiza. El ingreso de España en este grupo implicará el uso de las instalaciones del ESO en Chile, ubicadas en La Silla y en Cerro Paranal. En éste último emplazamiento se encuentra el conjunto VLT, formado por cuatro telescopios de 8,2 metros de diámetro conectados entre sí con sistemas de alta precisión.

El coste de la entrada en el ESO es de 66 millones de euros, el 25% del cual será satisfecho “en tiempo para proyectos científicos (tiempo de observación con el GTC) y en tiempo técnico, ya que los científicos del Observatorio Europeo tendrán posibilidad de aprender, con el GTC, todo sobre telescopios con espejo primario segmentado, que es la tecnología que va a imperar en el futuro. De esta manera, profundizarán sobre cómo se alinea ese mosaico de segmentos y cómo se consigue que se comporte como un espejo único", indica Rodríguez Espinosa.

Por su parte, los españoles participarán en el desarrollo tecnológico de futuros telescopios y cámaras y los jóvenes astrónomos podrán optar a las becas que oferte el ESO. La cuota anual española, que se fija en relación con su PIB, será de unos 10 millones de euros, pero en 2006 se pagará la mitad, ya que el ingreso se hará efectivo a mediados de año.

Más información: Enlace a nota de prensa del ESO (en inglés)
http://www.eso.org/outreach/press-rel/pr-2006/pr-05-06.html

Natalia R. Zelman

Ver lista completa de noticias