Español | English
5 de febrero de 2023

GTCdigital

Noticias

Ver lista completa de noticias

Controlando el tiempo I

08/02/2007

Conocer la predicción de las condiciones climatológicas es muy importante a la hora de controlar un telescopio, pues pueden afectar a la calidad de los datos científicos obtenidos. De ahí que el Gran Telescopio CANARIAS (GTC), con el fin de obtener información de primera mano, cuente con su propia estación meteorológica, ya que, aunque hay otras estaciones en otros telescopios del Observatorio del Roque de los Muchachos, por su orografía abrupta, la información puede cambiar de una ubicación a otra.

Imágenes

Click para ampliar imagen
Click para ampliar imagen
Click para ampliar imagen

La estación meteorológica es fundamental, tanto para proteger al telescopio como para el apuntado.

Y es que no podemos olvidar que el astrónomo está en una sala en el interior del telescopio, aislado del exterior. La estación ejerce de “piel”, detecta las alteraciones y las situaciones peligrosas y envía la información al sistema de control. Si alguno de estos datos supera los límites preestablecidos, es decir si, por ejemplo, el viento es demasiado fuerte, el sistema de control enviará unas respuestas automáticas con el fin de ejecutar las órdenes necesarias para cada caso: cerrar algunas compuertas de ventilación, poner en marcha la pantalla antiviento o cerrar la cúpula.

Lo mismo ocurrirá en caso de un aumento rápido del índice de humedad: el propio telescopio tomará las medidas necesarias para protegerse.

La información de temperatura y presión del aire también es necesaria en el apuntado del telescopio con el fin de calibrar los efectos de refracción. Al atravesar la atmósfera, los rayos de luz de las estrellas se dispersan, cambian de dirección, de manera que la estrella aparece desplazada de su posición real. Esto depende, fundamentalmente, de la presión y la temperatura del lugar exacto donde está situado el telescopio, por lo que el sistema de control debe conocer estos valores constantemente.

Es muy importante que el astrónomo tenga, junto con la imagen obtenida, la información que ofrece la estación meteorológica, de manera que sepa en qué condiciones atmosféricas se captaron. Es una forma de controlar el tiempo…

CÓMO ES

La estación meteorológica del GTC dispone de una batería de sensores que proporciona datos sobre la temperatura del aire, la humedad relativa, la presión barométrica, la velocidad y la dirección del viento.

Consta de una estructura de soporte y un mástil de 5 metros de altura, ya que los sensores de temperatura y de viento deben estar a esa altura para obtener un rendimiento óptimo. Es casi autónoma desde el punto de vista de alimentación eléctrica, ya que cuenta con un panel solar, aunque, en caso de que necesitase más energía, también está conectada a la red.

También tiene su propio sistema de protección contra rayos y no cuenta con partes móviles, ya que podrían deteriorarse en caso de acumulación de hielo o nieve. En caso de avería de uno de los sensores, será posible reemplazarlos sin que el resto de la estación se vea afectada. Finalmente, la estación enviará los datos obtenidos a la sala de control del edificio anexo del GTC por medio de fibra óptica.

Natalia R. Zelman

Ver lista completa de noticias