Español | English
27 de febrero de 2017

GTCdigital

Todo sobre el GTC

Cómo funciona

Fiabilidad técnica

La capacidad para detectar previamente, y corregir de manera inmediata, los posibles problemas que se presenten durante el funcionamiento del telescopio es una garantía para cumplir un programa de observación y obtener los mejores resultados científicos. Por ello, ya desde la fase inicial del GTC se ha diseñado un adecuado programa de mantenimiento preventivo, además de la incorporación de un sistema de observación por colas, que garantizan que el tiempo de parada producido por los fallos en el sistema sea mínimo.

EFICACIA: OBSERVACIÓN POR COLAS

El tiempo de observación es muy valioso y es necesario su máximo aprovechamiento. Para ello el GTC cuenta con varias peculiaridades. Una de ellas, que distingue al GTC de otros telescopios, es que utilizará el método de observación por colas: un sistema informático analiza las condiciones de la atmósfera, el clima, el tiempo de observación del que se dispone, qué instrumentos están disponibles, y con todas estas variables decide qué instrumentación y qué tipo de observación conviene hacer en cada momento, aprovechando al máximo el potencial de trabajo del telescopio y el tiempo de los científicos.

Por otra parte, el hecho de que el espejo secundario sea único: es decir, que no son necesarios dos espejos para realizar las observaciones en los rangos óptico e infrarrojo, como sucede en otros telescopios similares, en los que el tiempo de cambio resta tiempo de observación.

La segmentación del espejo primario facilita el aluminizado, que se hace por partes, evitando así la pérdida de noches de observación (como ocurre en los telescopios de espejo primario monolítico).