Español | English
27 de mayo de 2017

GTCdigital

Todo sobre el GTC

Cómo funciona

Óptica activa y óptica adaptativa

Óptica activa

La óptica activa es un complejo sistema informático que actuará sobre el espejo primario y el espejo secundario. En el primario hará que los 36 segmentos del espejo se muevan y deformen para lograr que estén siempre correctamente alineados. Las razones que influirán en la posición de cada espejo con respecto a los demás son la climatología (viento, cambios de temperatura), las tensiones mecánicas y las inevitables limitaciones del proceso de fabricación. Para ello habrá varios dispositivos que trabajarán en cadena:

Los sensores de borde son elementos de gran precisión - del orden del nanometro (millonésima de milímetro)- y su misión es determinar la posición relativa entre cada uno de los 36 segmentos del espejo primario y captar los movimientos o desplazamientos no deseados.

Por otro lado, los actuadores o sistemas de accionamiento del espejo primario del GTC, son los encargados de mover físicamente los espejos, corrigiendo así su posición.

Pues bien: la información que captan los sensores de borde es transmitida al Sistema de Control, que la interpreta y la envía a los actuadores, que están diseñados para inducir movimientos muy precisos a cada espejo, lograr corregir las deformaciones y que los 36 segmentos compongan la figura integrada del espejo primario del telescopio.

La precisión de los sensores de borde es tal, que será posible medir incluso las deformaciones que la fuerza de la gravedad produce sobre cada espejo para que el Sistema de Control pueda compensarla posteriormente.

Las cajas de Adquisición, Guiado y Calibración serán las que se encarguen de proporcionar al Sistema de Control la información para controlar de forma activa la mecánica y la óptica del telescopio: medirán el movimiento de las estrellas 200 veces por segundo para así poder calcular los movimientos del telescopio y del espejo secundario, medirán la calidad de la imagen producida para corregir la posición y forma de los segmentos del espejo primario, medirán el enfoque del telescopio para ajustarlo con el espejo secundario, y medirán la calidad de la atmósfera para informar al Sistema de Control de las condiciones de observación.